domingo, 4 de julio de 2010

AL DECANO EMPRENDEDOR


Hoy es un día triste, el día 26 de junio, se produjo el sensible fallecimiento del Dr. Carlos Hurtado Criado. Se fue un amigo, una gran persona, un emprendedor, alguien que apoyó a los jóvenes dentro y fuera de la Universidad del Callao. Me acuerdo el día que lo conocí, yo estaba buscando ayuda de los decanos para realizar un evento en la universidad: “Emprende 2005”, el cual tenía el apoyo de ESAN, la UNI y SUPERA (sí, los mismos que prepararon al Cienciano frente al River Plate y Boca Junior durante la Copa Sudamericana de 2003). Todo una paradoja resultaba el hecho de que solo faltaba el concurso de nuestras autoridades.

Recorrí la mayoría de los decanatos y encontré mucha resistencia. No obstante, cuando entré al de la Facultad de Contabilidad, Don Carlos, quien en ese entonces era el decano, me escuchó y dijo: “¡Sí, Contabilidad va!”.

Me sorprendió su respuesta y ni siquiera cuestionó lo avanzado. Recuerdo que aseguró que apoyaría con todo lo que se podía y vaya que lo hizo, me ayudó a que otras autoridades se comprometan con el evento. Además, envió a todos los profesores y los mejores alumnos de la Facultad de Contabilidad para que asistieran a “Emprende 2005”.

Este era un evento único en la universidad para 600 personas y con el auspicio de entidades de prestigio como ESAN y SUPERA.

Hurtado Criado siempre preguntaba cómo íbamos con el evento y en qué más nos podía apoyar (volantes, equipos, etc.). Siempre nos daba ánimo a seguir adelante.

Junto al Ing. Alberto Arroyo Viale, Carlos Hurtado se convirtió en pilar de los estudiantes emprendedores de la Universidad del Callao y un ejemplo a seguir para la juventud.

Cuando ya se realizaba “Emprende 2005”, a la hora de la caminata sobre el fuego, el desaparecido decano fue el primero en ofrecerse, pues los asistentes no se animaban a pasar el fuego de las brasas de carbón.

Una vez que pasó don Carlos, los demás lo siguieron, hecho que describió su verdadero liderazgo que demostró en sus múltiples actividades, entre ellas la dirección de Postgrado de la Facultad de Ciencias Contables y el decanato del Colegio de Contadores del Callao. Siempre lo guió su espíritu indomable de servir a los demás.

Con estas cortas palabras quiero decir que la mayoría somos como globos que nos dejamos llevar por el aire. El siempre supo lo que quería y trazó su propia ruta, la ruta de ser emprendedor y ayudar a los demás. Carlos te vamos a extrañar y siempre te recordaremos….

Autor: Ing. Elías A. Sánchez Gutiérrez



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada